Publicador de contenidos
Atrás

Ermita de Azkorte

imagenPortada

Tipología: Construcción religiosa

Periodo: contemporáneo (Arco  acceso medieval)

Descripción:

Edificio exento de traza rectangular con ábside cuadrado con lateral porticado (S.E.). Planta única orientada NE. –SW. Cubierta a dos aguas con caballete perpendicular a la fachada (SW) rematada con espadaña, con campana, con cubrición de teja cerámica curva. Fábrica de hormigón de mampostería revocada.

Inaugurada el 3 de mayo de 1973, reemplazando la antigua ermita homónima derribada tras la explotación de una cantera, conserva su primitivo acceso en arco apuntado, dovelado en arenisca de grano fino tipo Igueldo y en su interior una aguabenditera del mismo material.

En el interior se venera un cristo del siglo XIII procedente de la antigua ermita Santa Cruz de Azkorte y una imagen de la Milagrosa.

Celebra romerías el 3de mayo y domingo siguiente.

Valoración: interés histórico y etnográfico.

La antigua ermita de Santa Cruz de Azkorte estaba situada a los pies del monte Buruntza.

En 1625, el Dr. Lope Martínez de Isasti, presbítero natural de Lezo, en su “Compendio historial de Guipúzcoa” en el capítulo titulado “De las iglesias y Hermitas devotas de Guipúzcoa” escribe: “Santa Cruz, en la jurisdicción de Urnieta, hermita devota para tercianas y cuartanas”. 

La imagen del Cristo de la Santa Cruz de Azkorte, de madera, del siglo XIII, tras sufrir y ver muchas incidencias (guerras, robos y epidemias), volvió a ubicarse en el lugar correspondiente para la inauguración de la nueva ermita en 1973.

También se dice que los peregrinos del Camino visitaban la ermita de Azkorte.

Esta ermita de Azkorte aparecía como un punto estratégico en los mapas de la primera guerra carlista, probablemente por su alta visibilidad.

En septiembre de 1837, durante la dura batalla de los liberales por coger Andoain bajo las órdenes del general O´Donell, en los desplazamientos de aquella batalla, se incendiaron numerosos caseríos y casas de la localidad de Urnieta y la ermita de Azkorte fue una de ellas. En aquel incendio pudieron salvar la imagen de la Santa Cruz y tras una temporada en el caserío Aldamuño de Urnieta y en el caserío Auntzaenea de Andoain, finalmente bajaron la imagen a la ermita de Santa Leocadia de la localidad.

Como consecuencia del incendio sólo quedaron en pie las cuatro paredes de la ermita y en una de ellas la pila del agua bendecida. La reconstrucción de la ermita calcinada tardó 74 años, ya que fue reconstruida en 1911, y el 17 de abril de 1912 se volvió a subir la imagen del Cristo de la Santa Cruz a Azkorte, inaugurando la nueva ermita por el Rector Don Jose Gabriel Arrue. Y así, nuevamente se recuperó el tradicional Vía Crucis el amanecer del Viernes Santo.

El 28 de diciembre de 1969, debido a los movimientos de tierra provocados por las voladuras de la cantera contigua, un corrimiento de  tierras destrozó parte de la ermita derrumbandose el 20 de julio de 1970 tres cuartas partes de la misma y el 17 de mayo de 1972 finalmente se derrumbaron los últimos restos que quedaban en pie, es decir, los muros, como consecuencia de una explosión en la cantera. Entre todo lo que existía se consiguió salvar la imagen del Santo Cristo, la piedra de agua bendita, una ventana redonda y las piedras del portal de acceso.
Para entonces se había iniciado la construcción de la nueva ermita en las campas de Burundain, siguiendo el proyecto del arquitecto Juan María Aguirre que trabajaba para el Ayuntamiento de Urnieta. Fue inaugurada el 3 de mayo de 1973, día de Santa Cruz.

Galería de fotos

Como llegar